La comunicación en la pareja

la comunicacion en la pareja

La comunicación en la pareja es fundamental para lograr que el amor entre ambos miembros sea positivo y fuente de bienestar. La relación de pareja es una de las áreas a través de la cual más crecemos y nos transformamos, la intimidad que experimentamos en este vínculo es tan grande que hace que sea el espacio en el cual se ven nuestros aspectos mejores y también los peores. Muchas personas son las que acuden a una terapia de pareja porque quieren mejorar sus relaciones, transformar lo negativo en algo constructivo y seguir compartiendo con el otro su vida con la mayor plenitud y alegría posible.

Ya sea a través de un proceso de terapia de pareja o de uno de terapia individual ayudo a que las personas puedan reconocer los aspectos de sí mismas que necesitan transformarse por ser generadores de conflictos con el otro y que necesitan ser atendidos requiriendo de las personas una dedicación adecuadas.  Desde mi trabajo como terapeuta Gestalt en Barcelona compruebo a diario que realizar un buen proceso terapéutico es de gran ayuda y en la mayoría de los casos fundamental para evitar que el desgaste de la relación y la mala comunicación en la pareja que tanto malestar causa, no derive en una ruptura, aunque a veces esto pueda ser inevitable y hasta lo más adecuado según el caso.

Para poder lograr una relación de pareja saludable hace falta que ambos miembros tengan la madurez suficiente para afrontar los obstáculos que la vida nos pone delante para nuestro desarrollo manteniendo en el día a día el cuidado y el amor necesario para que la pareja resista a los momentos y situaciones difíciles que puedan surgir. Si bien el enamoramiento es una fase de la relación que no dura para siempre y en la que cada uno proyecta en el otro muchas cosas que luego no se sostienen cuando se avanza y profundiza más en la relación, es posible mantener un enamoramiento en lo cotidiano suficiente como para que la relación sea un espacio de bienestar capaz de afrontar los problemas que puedan surgir sin romperse ni intoxicarse a través de discusiones, falta de respeto, etc. Así es que como aspecto fundamental, la comunicación en la pareja es lo primero a lo que hay que atender y dedicarle la importancia que se merece, como base de toda buena relación.

La Terapia Gestalt ayuda a que se pueda establecer una buena comunicación en la pareja, punto fundamental para que el amor entre ambos no sufra ni se desgaste. La apertura, la sinceridad, el respeto, la escucha adecuada mantienen la intimidad necesaria para que las cosas vayan bien encaminadas. Cuando el distanciamiento y los problemas surgen, lo más frecuente que observo en la terapia de pareja es que la comunicación en la pareja falla, aunque puedan hablar mucho entre sí, no lo hacen de lo importante o lo que es muy frecuente es que a través de sus posturas establezcan luchas de poder. Esta mala comunicación en la pareja deriva en sentimientos de insatisfacción y frustración ya que las necesidades genuinas de cada uno no se atienden. Es por eso que resulta fundamental que este problema se solucione con la mayor brevedad posible y que exista el compromiso por parte de las personas para realizar un trabajo profundo a nivel terapéutico cuando los problemas de comunicación en la pareja ya están instalados como dinámica en la relación.

Realizar un proceso terapéutico resulta de gran ayuda para que las personas tomen conciencia de las dificultades que tienen para estar en contacto con sus necesidades reales y aprendan a pedir adecuadamente y en la medida de lo razonable lo que les hace falta sin caer en la demanda ni en la exigencia de cosas que el otro no puede cubrir generándole peso e incomodidad. Pone luz en las personas para que puedan observar con sinceridad si están reclamando desde una posición infantil que el otro cubra sus carencias en vez de asumir ellos mismos la responsabilidad de cuidar de sí mismos sabiendo que pueden pedir ayuda a la pareja si hace falta pero, responsabilizándose desde su condición de adultos del cuidado hacia sí mismos. Cuando las personas se instalan en una posición infantil de demanda excesiva es casi seguro que la relación más tarde o más temprano comenzará a desgastarse ya que el resultado siempre de esta forma de proceder es la frustración y la comunicación en la pareja se va desgastando. También es importante que cada uno se pregunte si tiene la disposición de dar al otro lo que se está pidiendo, y si están interesados en ver al compañero realmente, en saber qué ocurre en su mundo interno, qué necesidades tiene, qué siente y anhela. Desde mi trabajo encuentro que este es un aspecto muy importante a trabajar, aún en aquellas personas que aparentemente están volcadas en el otro casi siempre puede verse cuando la relación falla que no están en contacto real con su pareja sino que este actuar es un patrón de su carácter automático que no ve ni siente la realidad presente en el otro.

Otra cosa que hay que tener muy en cuenta es la tendencia a culpabilizar al otro acerca de las insatisfacciones propias, es por eso que muchas veces en la terapia de pareja  es fundamental distinguir cuando uno de sus miembros está atravesando un momento vital de crisis que al no saber gestionarlo ni encauzarlo lo transmite a la pareja. En estos casos es necesaria una terapia individual más que un proceso conjunto.

Cuando la situación es grave y la comunicación en la pareja es tan deficiente que ha derivado en que se instalara desde hace tiempo la  indiferencia y las agresiones pasivas, o peor aún los malos tratos, agresión abierta  y falta de respeto, es fundamental pedir ayuda de manera urgente y evaluar la posibilidad de una ruptura y la ayuda para poder hacerlo de la mejor forma posible.

Por último quisiera decir que si estás atravesando dificultades es importante que pidas ayuda para poder transformar tu relación en un lugar constructivo y valioso que proporcione crecimiento para ambos aprendiendo a ser honestos, sinceros, y decidiendo a ayudarse mutuamente.

Verónica Civatti, terapeuta Gestalt en Barcelona (terapia individual, terapia de pareja y terapia familiar)