Ansiedad y estrés

ansiedad y estresTodas las personas que vivimos en sociedad tenemos que movernos bajo una serie de convenciones culturales para sentirnos integrados. Si por algún motivo esto nos cuesta, ya sea porque no sentimos que coinciden con nuestros deseos profundos, porque no sabemos cómo hacerlo o porque resultan perjudiciales para nuestra salud y bienestar a todos los niveles, sufrimos de ansiedad y estrés.

Desde los primeros momentos de nuestra vida, cuando todavía éramos capaces de manifestar espontáneamente nuestros deseos y necesidades genuinas, fuimos recibiendo unas normas y pautas de conductas a seguir que nos señalaban qué debíamos hacer para ser aceptados.

Muchas de esas conductas impuestas desde el exterior se oponían a las que manifestábamos desde nuestra genuina necesidad, así es como aprendimos a reprimirla y a estar en lucha entre nuestros deseos y nuestro deber a cumplir para la satisfacción de las expectativas externas. Durante nuestra infancia era muy importante sentir que pertenecíamos a nuestra familia para poder sobrevivir ya que éramos totalmente dependientes de sus cuidados y asumimos muy naturalmente los deberes que se nos imponían con el objetivo de ser amados. Y, aunque hayamos adoptado posturas rebeldes, también eran consecuencia de no estar realmente conectados con nuestros deseos esenciales. Poco a poco aprendimos que la postergación de nuestro placer era lo adecuado y que hacer caso al deber era lo que nos conduciría a un buen puerto en la vida.

Hemos ido recibiendo una fuerte domesticación y, ya como adultos, no sabemos manifestar nuestras necesidades abiertamente, ir hacia lo que deseamos sin interrumpirnos y darle un espacio importante en nuestra vida al gozo y al disfrute…y largos etcéteras. El deber nos aprisiona y aquí es justamente cuando aparece la ansiedad. Nuestras obligaciones y deseos profundos no pueden ponerse de acuerdo y es en estos casos cuando es muy importante pedir ayuda y comenzar terapia. Desde mi trabajo a través de la Terapia Gestalt en Barcelona te ayudo a que puedas comenzar a realizar los cambios necesarios que te permitan orientarte hacia el bienestar y recuperar la ilusión en tu vida.

Escuchar los mensajes que hay detrás de la ansiedad y el estrés 

Cuando estamos bajo una fuerte presión externa y el nivel de estrés se dispara y mantiene por un tiempo prolongado, por ejemplo por algún tema laboral, o porque estamos atravesando un período de crisis, la ansiedad aparece y nuestro sistema nervioso sufre un nivel de activación muy intenso que se manifiesta en diversos desajustes físicos, cognitivos y emocionales. Estamos preparados para sobrellevar un determinado nivel de estrés y, de hecho, un cierto grado del mismo nos permite estar alertas y adaptarnos a los diferentes hechos que se nos van presentando y a los cambios que enfrentamos en nuestro día a día. Es un recurso válido para nuestra supervivencia, sin embargo cuando se alarga en el tiempo y se transforma en un cuadro de ansiedad mantenido en el tiempo, en nuestro estado físico, psíquico y emocional se manifiestan una serie de conductas que se nos escapan de las manos y que no podemos controlar.

La ansiedad aparece como un síntoma que nos pide atención y escucha, nos está mostrando que algo en nuestra vida no está yendo por el camino de nuestra verdad esencial. Estamos falseándonos y no nos estamos dando espacio para escuchar y enfrentarnos a los cambios necesarios. Se dispara como una alarma que nos pide que veamos cómo nos está perjudicando una situación vital o proceso que no sabemos gestionar bien. No estamos moviéndonos bien entre nuestros deseos y nuestros deberes y no sabemos distinguir ni qué ocurre en estas dos polaridades.

A través de mi trabajo como terapeuta Gestalt en Barcelona te acompaño para que esta lucha interna encuentre espacio y escucha. Desde la incomodidad que produce la ansiedad, en vez de tapar el síntoma y el malestar luchando en contra del mismo voy ayudando a que se de cuenta de sus necesidades desatendidas desde hace tanto tiempo que ya no es capaz de distinguirlas. A medida que se va dejando de evitar sentir el dolor, que es lo que mantiene el sufrimiento y malestar, comienza la persona a conectarse con lo que hace tiempo desde su interior está pidiendo ser atendido sin éxito alguno generando mucho malestar y frustración.

Es muy importante que quienes se encuentren padeciendo un proceso de este tipo busquen la ayuda de un profesional competente que los acompañe a transitar esta situación y que sepan que todas las personas en algún momento de nuestras vidas pasamos por momentos así. Que si estos procesos son bien gestionados y se dejan acompañar adecuadamente, se irán orientando hacia cambios y nuevos espacios que enriquecerán su existencia.

Entregarse al dolor de lo que han estado evitando mirar es mucho más liberador que seguir manteniendo la mirada en otro lado, evadiendo la realidad y la escucha de sus deseos genuinos.  Desde mi acompañamiento te ayudo a ir dejando atrás la ansiedad para comenzar a vivir con más plenitud, serenidad y disfrute.

Verónica Civatti. Terapeuta Gestalt en Barcelona (terapia individual, terapia de pareja y terapia familiar)